¿Te preguntas qué tipo de baterías son las mejores para la energía solar? ¡Tenemos la respuesta!

Si estás pensando apostar por la autosuficiencia energética, mediante la instalación en tu hogar o empresa de un sistema de placas solares de generación de energía, no debes pasar por alto uno de los elementos más importantes en este tipo de configuraciones, que son las baterías que acumulan o almacenan la electricidad producida por los paneles solares.

Este tipo de baterías son imprescindibles en cualquier instalación solar fotovoltaica, pues son las que permiten que el sistema proporcione energía, aun cuando los paneles solares no estén trabajando o generando energía, es decir, cuando hay cielo nublado o es de noche.

Por eso, elegir la batería correcta es fundamental para garantizar que el sistema de generación de energía solar funcione correctamente, te garantice la electricidad que necesitas y, de esa forma, puedas reducir aún más los gastos de tu factura de electricidad.

¿Quieres saber cuáles son las mejores tipos de baterías para tu instalación solar fotovoltaica? Entonces quédate hasta el final de este contenido y entérate de todos los detalles.

¿Cuál es la función de las baterías solares?

Las baterías solares no son más que componentes que se encargan de almacenar la energía que se produce en los paneles solares, para que pueda ser utilizada posteriormente. De esta forma, pueden proveer electricidad a todos los equipos que requieren ser energizados en el hogar o en la empresa, sobre todo cuando se producen cortes eléctricos de la red pública de electricidad, o cuando los paneles no están produciendo energía.

También se les conoce como “baterías de ciclo profundo”, pues tienen la capacidad de cargar y descargar cantidades significativas de energía, de manera continua y sin afectar su rendimiento, a diferencia de otras baterías, como la de los automóviles. Por lo general, las características de la instalación solar fotovoltaica y las necesidades de provisión de energía (cuántos equipos necesitan electricidad), son los factores que van a determinar el tipo y cantidad de baterías solares que necesitarás instalar.

Mejores baterías para almacenar energía solar

Por lo general, las baterías que más se utilizan en los sistemas de paneles solares son las que tienen como componente principal los electrolitos líquidos, sean iones de litio o plomo ácido. Sin embargo, en la actualidad también se pueden conseguir baterías secas, que son aquellas donde esos mismos iones, en lugar de fluir de forma libre (estado líquido), están inmovilizados  o en estado sólido (como las baterías de gel y AGM).

También suele haber una preferencia de los compradores por las baterías de plomo ácido, en lugar de las de iones de litio, principalmente debido a que son más económicas. Sin embargo, la evolución que han estado experimentando las baterías de iones de litio, hace que sean cada vez opciones más asequibles, confiables y seguras.

¿Cuáles son los tipos de baterías solares más buscados?

En función de lo que acabamos de explicar, a continuación te indicaremos cuáles son los mejores tipos de baterías que puedes usar en una instalación solar fotovoltaica:

Baterías de gel

Son baterías, como ya hemos señalado, donde los iones están en estado sólido, en forma de gel. También son conocidas como baterías de ciclo profundo o de gran profundidad de descarga (DoD), pues son capaces de utilizar entre el 80% y el 100% de su capacidad, sin que se vea afectado su rendimiento o su vida útil.

Las baterías de gel, son ideales para instalaciones que requieran de un consumo medio de energía, pero de forma continua durante todo el año. Sin embargo, no deben ser confundidas con las baterías monoblock, de las que ya hablaremos, pues las de gel pueden tener un rendimiento hasta 4 veces superior y pueden durar más tiempo (entre 6 y 7 años).

Baterías AGM

Estas son baterías donde los iones también están inmovilizados, pero en este caso es porque el electrolito líquido (plomo ácido) impregna una malla o fibra de vidrio. Esto hace que sean una buena opción para instalaciones con corrientes elevadas, en plazos de tiempo cortos. A diferencia de las monoblock, las baterías AGM no requieren de mantenimiento. Suelen ser la opción ideal para instalaciones fotovoltaicas aisladas, lugares expuestos a vibración y temperaturas bajas de hasta de -4 °C.

Su uso es particularmente adecuado en espacios cerrados, debido a que es una batería sellada que no emite ningún tipo de gas, lo que la hace extremadamente segura.

Baterías de Litio

Las baterías de litio se diferencian de las anteriores, porque ocupan mucho menos espacio y se pueden ubicar en cualquier lugar. Si bien pueden tener un costo superior al de otras baterías solares, lo compensan con una velocidad de carga mucho más rápida y descargas completas que no llegan a afectar su vida útil. También, suelen ser elegidas como una alternativa a las baterías de plomo ácido y debido a que son también muy seguras, pues no liberan ningún tipo de gas.

Baterías estacionarias

Estas también son baterías de gel que vienen selladas, por lo tanto, no requieren de mantenimiento durante toda su vida útil. Son buscadas porque pueden alcanzar alrededor de los 3000 ciclos de vida, lo que significa que pueden durar unos 15 años. Además, su forma es ideal para ubicarla en diferentes espacios, sin riesgo de emisiones de gases.

Las baterías estacionarias son la opción ideal si necesitas almacenar una elevada carga eléctrica y requieres de un consumo diario durante largos períodos de tiempo.

Baterías monoblock

Este tipo de baterías están diseñadas para sistemas de generación de energía solar muy pequeños o con unos requerimientos de energía muy bajos, como para un televisor, un refrigerador o una computadora. Por lo general, no son recomendadas para energizar equipos que tengan motores eléctricos. También, debes tomar en cuenta que las baterías monoblock, si bien son más económicas que otras opciones, suelen emitir gases tras su calentamiento, por lo que no son recomendables para instalar en espacios cerrados. Del mismo modo, debes tener en cuenta que su uso requiere de, al menos, un mantenimiento anual para medir el electrólito (plomo ácido).

Esperamos que hayas disfrutado de este contenido y que ahora puedas entender mejor cuáles son los diferentes tipos de baterías solares que tienes disponible y, al mismo tiempo, que puedes elegir la más adecuada, de acuerdo a las necesidades específicas de tu instalación solar fotovoltaica.

¿Necesitas instalar un sistema fotovoltaico para autogeneración de energía, mediante paneles solares? Si es así, en Tronex tenemos para ti la más amplia gama de opciones y marcas de paneles solares, baterías AGM, de gel, litio, estacionarias y muchos otros productos asociados, para que desarrolles tu proyecto con éxito. Ponte en contacto con nosotros y con gusto te asesoraremos.