7 datos curiosos de los paneles solares

Si bien la humanidad lleva años produciendo energía eléctrica a partir de combustibles fósiles, no es menos cierto que la necesidad de incorporar métodos de generación más ecológicos se ha convertido en una prioridad. En buena medida, eso se debe a los graves efectos que tienen las emisiones de CO2 y el calentamiento global, sobre el clima terrestre.

En ese sentido, una de las formas de producción de electricidad que se consideran “verdes” -como también se le conoce a la energía ecológica-, y que más ha tomado impulso de unos años para acá, es a través del uso de celdas o paneles solares.

¿Sabes lo que es un panel solar? Pues, no es otra cosa que un conjunto de células solares conectadas eléctricamente y que se encuentran encerradas en un marco de metal, cuya función principal es convertir la luz solar en energía eléctrica. De un modo más gráfico, es como un gran panel de vidrio templado, donde se refleja la luz solar para la obtención de energía.

Ahora bien, aunque seguro ya sabes de lo que estamos hablando, es muy probable que desconozcas muchas curiosidades que existen alrededor del desarrollo y aplicación de esta tecnología para la generación de energía eléctrica. Si quieres saber de qué hablamos, solo tienes que seguir leyendo ¡Te sorprenderá lo que vamos a revelar!

1. Una hora de luz solar es equivalente a un año de energía eléctrica para todo el planeta

Es así, no hay un solo error en lo que acabas de leer. De hecho, la energía producida por el sol es considerada la fuente de energía más abundante que tenemos disponible en la tierra. Eso significa que con apenas una hora de luz solar que caiga sobre nuestro planeta, puedes recolectar una cantidad de energía equivalente a lo que necesitan todos los habitantes de la tierra en un año.

En ese sentido, los paneles solares son unas excelentes herramientas para captar los rayos del sol y transformar esa energía de dos formas diferentes: como energía fotovoltaica, que es la utilizada para producir electricidad, y como energía solar térmica, que es la utilizada para calentar.

Además, en la actualidad, la disponibilidad tecnología solar inteligente, junto con el diseño y la instalación adecuada de los paneles solares, permiten tanto aprovechar como almacenar la energía captada del sol. De esa forma, se puede producir suficiente energía para el consumo tanto residencial como empresarial, sin elevados costos de producción y a través de formas sostenibles.

2. Los paneles solares pueden producir energía sin necesidad de recibir luz directa del sol

A primera vista parece contradictorio, pero es una realidad. Esto es comprobable en experiencias como la de Irlanda, donde los paneles solares absorben energía del sol, aun cuando en este país predominan los días nublados ¿Por qué ocurre eso? La respuesta es que aun cuando la luz del sol no brilla sobre los paneles, estos son capaces de absorber diferentes partes del espectro de la luz solar y transformarlas en energía eléctrica.

Esto ocurre porque, aun cuando el sol no está brillando sobre los paneles, si hay tonos que se reflejan en el cielo y que pueden ser capturados y utilizados por las células del panel solar, para generar energía. Sin embargo, como es lógico, en estos casos el rendimiento de los paneles solares será inferior al que podrían tener en un día soleado.

3. La tecnología de paneles solares es cada vez más asequible

Desde el 2008 hasta la fecha, el costo de los paneles solares se ha reducido en más de un 80% y la tendencia es a que siga cayendo. De hecho, desde 2017 se considera a la energía solar como una de las más baratas del mundo. Y para que puedas tener una idea, en la actualidad un módulo de panel solar puede llegar a costar menos de 0,40 dólares por vatio de energía producida.

Incluso, en el año 2019, la energía solar logró convertirse en una fuente de energía mucho más barata que la generada a partir de combustibles fósiles, como el petróleo, gas natural, carbón y diésel.

4. Los paneles solares pueden generar más energía de la que necesitamos

En un día, la energía solar que llega a la superficie de la tierra representa unos 120.000 teravatios (TW), sin embargo, el mundo apenas consume unos 15 TW durante todo un año. En ese sentido, podemos asegurar que es definitivamente una fuente de energía abundante y fácil de obtener.

En ese sentido, un ejemplo tangible es la experiencia de producción de energía solar en Malasia, donde se ha estimado que colocar paneles solares en las azoteas de unos 4,12 millones de edificios, podrían generar poco más de 34.000 megavatios (MW). Estos serían unos 10.000 megavatios más de electricidad, comparado con la generación de energía que tiene ese país en la actualidad.

5. Un panel solar puede durar más años de los que imaginas

A través de estudios técnicos que se han hecho a los paneles solares, se ha logrado constatar que estos dispositivos tienen en promedio una vida de entre 25 y 35 años. E, incluso, algunos pueden durar más tiempo.

Sin embargo, esto no significa que en lo que alcanzan ese tiempo estos dispositivos se apagan o dejan de funcionar, sino más bien comienzan a bajar su rendimiento y se van haciendo menos productivos. Esa resistencia de los paneles también es física, ya que aunque parecen frágiles, por ser de vidrio templado, estos pueden soportar las inclemencias del tiempo, incluyendo granizo, nieve, lluvia y vientos fuertes.

6. Los paneles solares son más eficientes si se orientan hacia el sur

Si bien un panel solar se puede instalar orientado hacia cualquier lado, sea el este, el oeste o el norte, y funcionar; el sur es considerado como la mejor orientación para este tipo de dispositivos, ya que pueden ser más eficientes y tener un mejor rendimiento.

Así que, si estás pensando en instalar unos paneles solares en el techo de tu casa, ya sabes cuál es la mejor orientación que puedes usar. Sin embargo, si por algún motivo no puedes orientarlos hacia ese lado, la siguiente que te podemos sugerir es hacia el oeste. Pero debes tener claro que la orientación al sur siempre será la que generará más energía en el panel.

7. El principio técnico utilizado para la tecnología de paneles solares se inventó en 1839

Aunque no lo creas, el efecto fotovoltaico o la capacidad de generar energía eléctrica a partir de los rayos del sol, fue descubierto en el año 1839 por el físico francés Alexandre-Edmond Becquerel. A partir de esa idea fue que se logró desarrollar, en 1941, la primera celda solar. Pero, en esta ocasión, hay que acotar que el invento se le atribuyó al ingeniero estadounidense Russell Ohl.

Sin embargo, el primer panel solar comercial que, se podría decir, es más parecido a los que conocemos o podemos ver en la actualidad, fue lanzado al mercado por Bell Laboratories, en el año 1954.

Si has llegado hasta aquí, seguro debes estar sorprendido con algunas de las curiosidades que te hemos mencionado respecto a los paneles solares. Como ves es una tecnología que tiene años y que cada vez es más asequible, pero no es menos importante el hecho de que permite obtener grandes cantidades energía eléctrica de forma limpia, con el beneficio que eso supone para la salud del planeta.

Y si estás pensando en instalar un sistema de generación de energía eléctrica fotovoltaica, a partir del uso de paneles solares, en Tronex tenemos para ti la más amplia gama de opciones y marcas de paneles solares y productos asociados, para que desarrolles tu proyecto con éxito. Ponte en contacto con nosotros y con gusto te asesoraremos.